Aquaria ben Laden


Las maquinas de los escritores

Las vi aquí que a su vez venía de kgbyardsale y From the cover of the Smith Journal, via this isn’t happiness

Anuncios


Crampe de l’ecrivain
14 mayo, 2012, 14:46
Filed under: citas, Escribir

“¡Tres años para escribir dos versos! Los canto para mí mismo, y lloro…” Jia Dao.

“Aunque debería estar ya acostumbrado, cada vez que me piden que escriba algo, sea lo que sea, me siento turbado como si escribiera mi primera línea. Ello se debe a que no hago progresos, y escribo cuando me viene, y siempre tengo miedo de que no me venga“Jules Renard.

“La poesía es un regalo de la naturaleza, una gracia, no un trabajo. La sola ambición de hacer un poema basta para matarlo” Henri Michaux.

“La recompensa del arte no es ni la gloria ni el éxito, sino la intoxicación. Y por eso muchos malos artistas son incapaces de renunciar a ella.” Cyril Connolly.

Citas encontradas en el libro “La felicidad de los pececillos“, de Simon Leys, en el capítulo titulado “Writer’s block” (Edita El acantilado. EAN13: 9788492649884. PVP: 15€)



Wen Fu. XIV La desgracia del poeta

Mi auténtica desgracia es tener poca capacidad y, a menudo, ¡tan vacía! Y sufro por la dificultad de proseguir la excelencia y la gloria de las palabras antiguas.

Voy renqueando, a duras penas, probando ritmos breves, y culmino el poema con músicas triviales.

Y siempre, al concluir una obra, se instala en mí un pesar. ¿Cómo podría sentirme orgulloso y satisfecho?

Me aterra pensar que mi música suena igual que una olla de barro percutida y ser burla y escarnio del repicar del jade.

"Wen fu (Prosopoema del arte de la escritura)", de Lu Ji. Traducción de Pilar González Espada para la edición bilingüe de Cátedra (9788437627038, 10€). Puedes leer una entrada anterior sobre el mismo texto con un clic justo aquí.



Wen fu. III Detrás de las palabras.

A partir de aquí, selecciona las ideas, ordénalas por jerarquías. Examina las frases agrupándolas por rangos.

Haz brillar todo lo que encierre luz. Haz vibrar todo lo que guarde sonido.

Es igual que el caer de las hojas cuando se sacude una rama, igual que llegar a un manantial tras el fluir del arroyo.

Quizá, desde lo más oculto, alcances lo manifiesto. Quizá, desde la sencillez, obtengas lo más difícil y complejo.

Pero también puede ser como un tigre que amaga enseñando sus fauces y todas las bestias se conmocionan. Como un dragón que, de repente, se hace visible y oleadas de pájaros se aterran.

Incluso también podría ser fijo y seguro, fácil de llevar a cabo. O duro y tortuosos, imposible de hacer.

Vacía tu mente por completo, y concentra el pensamiento. Unifica esa multitud de cosas que te advienen, antes de convertirlas en palabras.

Atraparás, así, Cielo y Tierra en la jaula de una forma, y aplastarás lo que existe con tan sólo la punta de tu pincel.

“Wen fu (Prosopoema del arte de la escritura)”, de Lu Ji. Traducción de Pilar González Espada para la edición bilingüe de Cátedra (9788437627038, 10€). Puedes leer las Disposiciones previas a un clic de aquí. Imagen tomada de la presentación en Casa Asia.



Alejandra Pizarnik dice
6 febrero, 2012, 10:05
Filed under: citas, Escribir, EscribirSeNos - taller

dice que no sabe del miedo de la muerte del amor
dice que tiene miedo de la muerte del amor
dice que el amor es muerte es miedo
dice que la muerte es miedo es amor
dice que no sabe

En el poema nº 20 de “Árbol de Diana”. Otra anáfora hallada en el mismo sitio que estos poemas ya publicados en el blog.



Anáfora Szpunberg
5 febrero, 2012, 14:32
Filed under: Escribir, EscribirSeNos - taller

Toda la noche la luna giró desde los techos hasta abajo de los árboles
toda la noche las orejas de Dumbo agitaron los sueños de mi hija
toda la noche le rogué a los sueños que no se muevan ni pidan pis ni murmuren
toda la noche el viento jugó con las ramas y las ramas con las sombras
toda la noche aprendí a escuchar el ruido de las sombras en la oscuridad

Un poema de Alberto Szpunberg, ejemplo de anáfora en aquel libro del que ya salió este proverbio



Los diccionarios que Aquaria abre
19 octubre, 2011, 22:11
Filed under: Escribir, EscribirSeNos - taller

Los diccionarios, esas herramientas básicas. He preparado una lista con mis favoritos en este mismo blog. Está en: https://aquariablog.wordpress.com/los-diccionarios-que-aquaria-quiere-en-su-biblioteca/. Es una primera entrega de una lista mayor que todavía estoy seleccionando. Espero que nos sea útil!



Una vez más: Nicanor Parra
1 agosto, 2011, 16:53
Filed under: aquaria lee a..., Escribir, EscribirSeNos - taller

El deber del poeta
Consiste en superar la página en blanco
Dudo que eso sea posible.

Nicanor Parra (esta vez, tomado de aquí)

Y este artefacto suyo:

encontrado aquí.



Escribir por Rosario Castellanos
18 marzo, 2011, 11:56
Filed under: aquaria lee a..., citas, Escribir, EscribirSe, EscribirSeNos - taller

“Escribo porque yo, un día, adolescente, me incliné ante un espejo y no había nadie. ¿Se da cuenta? El Vacío”.

Meditación en el umbral
(más poemas de Rosario Castellanos en este enlace a sololiteratura.com)

No, no es la solución
tirarse bajo un tren como la Ana de Tolstoy
ni apurar el arsénico de Madame Bovary
ni aguardar en los páramos de Ávila la visita
del ángel con venablo
antes de liarse el manto a la cabeza
y comenzar a actuar.
Ni concluir las leyes geométricas, contando
las vigas de la celda de castigo
como lo hizo Sor Juana. No es la solución
escribir, mientras llegan las visitas,
en la sala de estar de la familia Austen
ni encerrarse en el ático
de alguna residencia de la Nueva Inglaterra
y soñar, con la Biblia de los Dickinson,
debajo de una almohada de soltera.

Debe haber otro modo que no se llame Safo
ni Mesalina ni María Egipciaca
ni Magdalena ni Clemencia Isaura.

Otro modo de ser humano y libre.

Otro modo de ser.



Escribir por Julio Cortázar
17 marzo, 2011, 12:03
Filed under: citas, Escribir, EscribirSe, EscribirSeNos - taller

“El lema del poeta no puede ser sino éste: En mi dolor está mi alegría. […]Sospecho que el poeta es ese hombre para quien, en última instancia, el dolor no es una realidad.[…] Y ahí está precisamente lo terrible de un dolor así: padecerlo y saber que no es real, que no tiene potestad sobrre el poeta porque el poeta lo prisma y lo rebota poema, y además goza al hacerlo como si estuviera jugando con un gato que le araña las manos. […] En el fondo el poeta no admite jamás el dolor: sufre, pero a la vez es ese otro que lo mira sufrir parado a los pies de la cama y pensando que afuera está el sol.” En “El examen”.

Entrevista a Julio Cortázar en “A fondo”, mítica emisión literaria de cuando la tele no venía dentro de una bolsa negra, de cuando no apestaba, de 1977.