Aquaria ben Laden


Nueva entrada: donde se cierra este cuaderno y se echa la despedida.

Me hacía ilusión cumplir las looo entradas en este blog y me voy a quedar, al final, rozando. Con un poquito de pena y satisfecha a la vez por quemar etapas, indico con esta entrada que no habrá muchas más ya en este blog, tal vez ninguna. Ya se va jubilando la etapa anagramática de Aquaria, la hermana pacifista de ben Laden, y comienza a adivinarse, ilusionada, lo que vendrá. De momento, despedida y cierre con esta recién terminada pieza, alzada sobre la “Canción de Amergin” que Robert Graves recoge en su “La diosa blanca”. Puritito trabajo de taller, a lo que estamos. Un poema (ya termino) dedicado a los encuentros, a la inteligencia, al fuego, que os dejo aquí con un fuerte fuerte abrazo, mucho más de cerca con quienes habéis sostenido, de una u otra forma, este cuaderno abierto con disfraz de blog y versavice. Mención especial para Javier La Curvatura, Robin Jurl, ecniL y al Gato por el apoyo, comentario a comentario, cuando esto empezaba. Y a la k, Jon, Miguel,… y al resto de seguidores por estar al pie de la imprenta.

ps. El poema no lo pongo a continuación, sino en un enlace (aquí), porque en el blog no se puede disponer como está necesitando. .pdf que va.

9780374289331_p0_v1_s260x420

diosa-blanca-robert-graves_1_1077495

Anuncios


Convoy

He estado esquivando lo que soy
hasta hoy.
Ahora voy
a dar más de lo que doy:
poesía, aquí estoy.



Quien te erotiza, ¿quién?

Unas líneas eróticas recién publicadas en “Rocío erótico”, el libro coordinado por Paco Rallo que recoge obras cálidas, húmedas y procaces de casi 70 autores, literat@s e ilustradoras-es. Se presentó el volumen este sábado pasado en la sala King-kong, dentro del festival de cine “La mirada tabú”.

QUIEN

Quien tú ya sabes te acaricia con dulces palabras.
Quien tú ya sabes devora tu cuello y se deja devorar.
Quien tú ya sabes desnuda tus hombros, tu pecho, y bebe de allí.
Quien tu ya sabes encuentra tu sexo y lo hace temblar.
Quien tú ya sabes.
Quien tú sabes.
Quién.

_miradatabu2cartel_9e408771



Ya sé

Ya sé lo que buscas.
Lo que no sé todavía
es el nombre que le das.



Onanopegata

El único amor al alcance de mi mano
es autoadhesivo



“¿Eres de follar o de hacer el amor?”

Respondiendo al test algo insolente
de una revista poco más que adolescente:
“¿Eres de follar o de hacer el amor?”

Yo soy de hacer el amor follando.
O de follar haciendo el amor.
(A veces no se sabe bien…)
Otras veces soy de follar a secas
y algunas de hacer el amor y punto.
Y aún hay otras veces,
por exprimir a fondo la pregunta,
en las que soy de follar el amor.
Y otras soy de los de hacer,
porque a veces con hacer
ya es bastante.



Fases, siguiendo a Pierre Garnier

(una

l na

lu)a

lunO

A partir de este poema de Pierre Garnier, una continuación natural de su juego.



Imagina

imagina que recorres lentamente esa playa que tú sabes.
imagina la puerta hecha nube, dovela a dovela, que lleva a ti mism@ y ahora ábrela.
imagínate que juegas concentrad@ como nunca de la infancia hasta esta hora has vuelto a hacer.
imagina que cae más noche de la que nunca has visto.
imagina que en tu pecho sale el sol.

imagina que eres mirlo, cierva, víbora, león.
imagina que cabalgas este pájaro de fuego o que brota un hilo de oro entre tus dedos.
imagínate los dioses olvidados que se postran a tus pies.
imagina los secretos desvelados.
imagina tus dones bendecidos.
imagina tus males archivados.
imagina que el amor es sólo amor, es simple amor, sin todo lo que suele rebozarlo.

imagina que te llueve el cielo entero y no te mojas.
imagina el manantial de donde brota todo el rojo de los labios del deseo.
imagina a la mente borrando las fronteras que no tiene;
a la muerte,
tendiendo una mano de rosas blancas,
un racimo de uvas,
una hogaza de pan.
imagínate imágenes sin convocarlas.
imagina que imaginas sin pensar.



Enseñanzas del cine clásico sobre dominancia

matar al padre
reventar al jefe
decapitar al rey

ya lo enseñaba king-kong:
todo macho dominante
quiere ser asesinado

kingkong14228



Cuando un día Dios perdió…

Cuando un día Dios perdió
sus certezas, las más hondas,
y encontró que la verdad
ya no paraba en la fonda
donde era habitual,
cuando al ir a hacer la ronda
por toda su creación
no le encontró ni la monda,
ni la pulpa, ni el dulzor,
ni una voz que le responda,
ni una remota oración;
cuando Dios entre la fronda
de sus dudas celestiales
perdió la vena sabionda
y sus frases proverbiales,
le entró una risa cachonda
y tanto rió que el pis
se le salió de la sonda
e inundó casa y jardín
en millas a la redonda.

Típico de febrero: llega el carnaval, le pongo una oreja a Cádiz y para cuando llega la cuaresma tengo todo el escritorio rimado y bien rimado, incluso a contravoluntad. En cuanto al tema, digo yo que si el Papa abandona, será que Dios tampoco lo tiene tan claro.