Aquaria ben Laden


De marqueses, enanos y guillotinas

Noticias como la que se publicaba ayer sábado en la prensa unánime, oficial y orientada a la masa más cerril de este país (y que país!), me hacen recordar estos versos (?):

majestad:
los enanos ya levantan
guillotinas en su honor

Me parece que se los escribían al rey de Francia un remoto 14 de abril, corríjanme los Fernández Campo o Peñafiel de guardia, que no tengo muy buena memoria para lo que no quiero. No es que yo defienda la decapitación real, pongámoslo por escrito, sólo defiendo la metafórica: de alguna forma hay que subrayar el anacronismo de vivir bajo rey que hace marqueses (o bajo rey a secas, pero más de 40 títulos otorgados bajo su afable reinado), el anacronismo de su familia heredera, el de sus gastos a cargo de los presupuestos públicos, el de su protocolo, sus viajes oficiales, la habitual camarilla de chupópteros, la servil connivencia de la prensa, la sumisa ignorancia de amplios grupos sociales, en su mayor parte faltos de cualquier conocimiento histórico más allá de la (discutible) hazaña de Colón. Para ahondar en el asunto fuera de la prensa genuflexa y lacaya, hay otros artículos como este de El descodificador, blog para visitar cada vez que uno piense en encender el TDT (o para descubrir libros, por ejemplo).

Para dejarlo claro, una guillotina metafórica sería difundir fotos como esta para recordar/ilustrar de qué polvos vienen estos lodos (imagen tomada de El descodificador ya citado) o recordar que la fortuna personal de este señor que no puede ser investigado (lo dicho: democracia) está estimada por la revista Forbes en 1790 millones de euros que nadie dice de dónde han salido aunque se puede sospechar. ¿Quieres afilar la cuchilla? Lee aquí…

Anuncios


De la satisfacción de algunos enanos con su estatura moral – parte 3

Tres piezas que faltaban para completar esté puzzle descabalado de poemas nazi (como se llamaba este numerito entre donnaides y zombras)

en belén en palestina
las casas sin techo
los muros cariados
sin hueco de darse la mano
salir en volandas
la vida con otro valor
quebrada y desesperada
como una hoguera encendida
bajo fanáticas bombas de dios

///

a la hora de la cena y telediario
un plato de pasta triste
dos
lagrimitas
de auto-
compasión
::
lloro
con la cabeza inclinada
como los girasoles
esperando el golpe que ha de abatirlos

///

nauseas como una recién preñada
de trasnoche y madrugón
sangro
por donde se juntan las piezas
los brazos y el tronco
las piernas e ingles
como un geyperman
(como un g.i.joe)



de la satisfacción de algunos enanos… – parte 4

La segunda parte dura, tras el segundo estribillo, dice:

Nada cuento que no esté entre la prensa fascista que se entrega gratis y a diario a esta ignorante papilla social: el holocausto en África, el exterminio en Palestina y Kurdistán, Afghanistán, los niños mineros de Perú y Colombia, los niños que tejen las nike en Korea, la India o Nepal, el Tibet esclavo. Mientras se produce el octavilleado de nuestra conciencia crítica, los enanos pagan por ver sus películas para infelices y de ellas extraen su moral de apuntar con el dedo, y dicen cultura y escupen para quitarse el sabor. Súbditos del terror, víctimas del victimismo que sigue buscando mejores botas para pisar sobre el cuello de los descalzos. Sin alma, jirones de humanos campando a sus anchas, no nos hacen así, nos hacemos, aposta, este daño concreto, esta herida mortal.

La pieza completa la componen estas partes: introparte 1 parte 2parte 3 – y esta parte 4, y no 5 como una vez se dijo



de la satisfacción de algunos enanos.. – estribillo

ENANOS MORALES
NADA MÁS QUE BONSAIS EMOCIONALES
DELICIOSOS PASTELITOS DE UN BOCADO
HORMIGUITAS DESPIADADAS
AUSCHWITZ SE ENCARGÓ DE LOS JUDÍOS
HIROSHIMA SE OCUPÓ DE LOS DEMÁS



de la satisfacción de algunos enanos… – parte 2 

La parte musicalmente más dura de este tema creado con Don nadie dice:

Además de los judíos, izquierdosos, prostitutas, maricones, subnormales, disidentes y polacos, qué pena, la gente que siento más cerca manteniendo con orden la fila del champú anticaspa para ir a la ducha y por fuera un montón de donnadies atizando el horno para hacer jabón, y sus hijos disfrazados de pequeñas SS. Ejército, Iglesia y Estado, coartadas para el hombre gris, maquinaria que amplifica el fascinio entre masas del Hitler vivo, y un nazismo más grande y terrible, aquel que ganó la guerra arrojando la bomba del Enola gay. El hongo atómico, la terrible radiación, los nulos remordimientos morales de una nación vencedora, la sangre de horchata de los inocentes,… aquí nace el verdadero terrorismo que ha acabado por cogernos de los huevos, el terrorismo de los Estados nazi, de la política nazi, de los ciudadanos nazi, de los medios nazi, y por encima de todos heil OIL heil NUKE heil COKE

Siguiendo la tesis de Cohen que recogía en una entrada anterior y de tantos otros, como bien me enseñó Bénédicte Houart (de quien tendré que contar más..)



De la satisfacción de algunos enanos con su estatura moral – parte 1

las diez?
las diez en los campanarios vivos de esta ciudad:
los reclutas de permiso
ya estarán dando palizas,
reventando las basuras,
buscando algún chino abierto…
tengo que encoger los hombros
para no echarme a llorar cuando me acuerdo
y decir que no me importa

que al muchacho le decían
desgraciado hijo de puta,
pero a mí me miraba y sonreía.
para empezar los insultos
y después bofetadas,
puñaladas
nos llevamos por delante, yo entre ellos,
diecisiete primaveras porque sí

El título de esta entrada es también el título de un tema creado con Don nadie para el espectáculo Vivisección en directo del alma. El poema mezcla varios recuerdos de los que ya he hablado en diferentes recitales, teniendo buen cuidado de no dar nunca pistas que desvelen todo el asunto, aunque  no, no he matado a nadie, ni a solas ni en manada. Sí que he visto, sin embargo, hordas de reclutas (y de cadetes) recorrer  Zaragoza con evidentes signos externos de exaltación facha, y alcohólica, y con otras euforias. También he visto, que es a lo que vamos, cómo en el paraje desierto que es la calle Alfonso un domingo invernal hacia la hora señalada, varios pelaos arrinconaban y apaleaban a alguien que no llegué a ver más que como bulto (y también oí cómo se quejaba, no había vuelto a oír los gritos hasta hoy). Lo que tiene ser sede de una Academia general militar, orgullo de catetos y violentos varios. Otro día cuento cómo los colegas del colegio, en el último año, buscaban gresca en la zona, para cerrar esta primera parte del poema.



De la satisfacción de algunos enanos con su estatura moral – intro

“Los tiempos han cambiado. En la época de los nazis, sólo había una cosa que hacer, y era resistir a los nazis. Pero hoy todos somos nazis. La idea nazi ha triunfado. Hoy todo el mundo tiene en la cabeza la idea de la tiranía. Hay algo de brutalidad en nuestros pensamientos. En alguno de mis poemas digo que los nazis vencieron. Es cierto que los derrotamos, pero la idea nazi del monolito, la idea totalitaria de que todos debemos ser como ellos, hoy la hallamos al lado de los liberales, de los comunistas, de las revoluciones. Encuentras ese tipo de intolerancia, de supresión, de algo que no admite su propia debilidad.”

Leonard Cohen en “Leonard Cohen. Conversaciones con un superviviente”, de Alberto Manzano. Lenoir ediciones, 2005. ISBN-13: 9788493458041. Página 65. Algunos poemas de los que habla, en su libro “Flores para Hitler”.