Aquaria ben Laden


Esa luz de la sonrisa

Como tengo una compañera de trabajo que es un amor (entre otras cosas), guarda en su taquilla dos líneas que le escribí en un momento bache, cuando ella había perdido, momentáneamente, la mejor sonrisa. Aquello pasó pronto pero ella sigue teniendo ese puñado de palabras como quien custodiase un mantra. Hace unos días, dejándole junto al chaleco de empresa un ramito de lavanda (ver entrada anterior), volvía ver la hojita del bloc del curro y me preguntaba: ¿será así como nace un poema, cuando alguien más allá del poeta les dedica un poco de cariño, un poco de atención? Y me digo que algo de eso hay, entre tanto libro autofinanciado y el inevitable ego inflamado. El papelillo decía:

“Cada sonrisa
trae al mundo
esa luz tan necesaria

:)”

(la foto es del móvil, no da más..)

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

[…] y otros artefactos poéticos de pequeño formato y baja resolución. Textos como este, este o este otro publicados todos en primicia en este […]

Pingback por 27 piedritas en el zapato de un poema – presentación « Aquaria ben Laden




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s