Aquaria ben Laden


Lentitud de los puentes

En la lentitud del río, las horas como un puente, la horas de sol como un puente en la trampa del aire y la piel.
Pálido, lívido, sudado, un tachón sobre alquitrán que detuviese el reloj de los puentes.
Así los cuerpos sobre las horas, así los cuerpos sin aire en el centro de la trampa, desgarrando la cortina sobre el puente sudado, lívido.
Así los cuerpos desnudos junto al río que te lleva sin cauce, estirados y fríos, clamando abrigo, clamando un cuerpo, clamando por la voz que los ahoga, por la orilla que los gana, sin cauce, y los va dejando atrás.
Así tu cuerpo como un puente para los que claman, en el sol de sus horas, como un reloj detenido.

Una línea de trabajo a retomar. Publicado en el blog de Don nadie en myspace, allá por 2008.


Deja un comentario so far
Deja un comentario



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: