Aquaria ben Laden


qué difícil resistencia

con algo más que todas las posibilidades por delante, vivimos con la nariz aplastada y el vaho de nuestro propio aliento empañándonos la vista como si un ciego nos empujase hacia el centro de la noche

qué difícil ofrecer la sola resistencia del pecho a esa cuña que atraviesa tempestades por el centro, suspendida entre las dudas y la fe

desdeñamos con un gesto de muñeca los horizontes tendidos y pasamos el cerrojo hasta la última vuelta, y nos tragamos la llave

en nuestra vieja escuela, las cosas funcionan así a menudo: inválidos sentimentales apoyándose en muletas, siempre cruzando los dedos en lugar de abrir los brazos, esclavos los lazos, torcidos y retorcidos, perdida la voluntad de ser propios

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Abrir los brazos, un gesto tan simple y tan difícil. Será el miedo.

Salu2 córneos

Y digo miedo porque me miro y no veo las muletas. Será cegera.

Comentario por Javier López Clemente




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s